Cables par trenzado

Diferentes tipos de cables de par trenzado

En el mundo de las telecomunicaciones, el cable de par trenzado es un elemento de conexión que tiene dos conductores eléctricos (hilos) aislados y entrelazados para anular las interferencias de fuentes externas y las diafonías producidas por los cables adyacentes.
Su inventor fue Alexander Graham Bell en el año 1881.

¿Qué es el cable de par trenzado de 4 pares?
El cable de par trenzado consiste en ocho hilos de cobre aislados entre sí, trenzados de dos en dos (pareados) que se entrelazan entre si de forma helicoidal. Esto es debido a que dos alambres paralelos (hilos) constituyen una antena simple. Cuando se trenzan los alambres (hilos), las ondas se cancelan, por lo que la interferencia producida por los mismos es reducida, permitiendo así una mejor transmisión de datos.
De esta manera, la forma trenzada permite reducir la interferencia eléctrica tanto exterior como de pares cercanos y permite transmitir datos de forma más fiable. Un cable de par trenzado está formado por un grupo de pares trenzados, normalmente cuatro (como por ejemplo para Cat5e, Cat6, Cat6A, etc), recubiertos por un material aislante. Cada uno de estos pares se identifica mediante un color.
El entrelazado de cables que llevan señal en modo diferencial (es decir que una es la invertida de la otra).

Seguir leyendo

cobre

Categorías utilizadas en instalaciones de cableado estructurado

Categorías 1 a 5 (excepto categoría 3)

Son categorías ya obsoletas y no recomendadas para ninguna nueva instalación. No son mencionadas en las recientes normas TIA/EIA 568-C y se puede considerar que son recuerdos de una época pasada.

Categoría 3

Sigue siendo una categoría recogida en las nuevas normas TIA/EIA 568-C, tanto para el cableado horizontal como incluso para el cableado vertical o troncal. Esto significa que se puede realizar una instalación de cableado estructurado con componentes de categoría 3 (cable UTP, latiguillos, patch panel, tomas de telecomunicaciones, etc) y posteriormente certificar cada uno de los enlaces permanentes para conseguir una instalación de categoría 3.  No obstante, en ancho de banda ofrecido es de solo 16 Mhz y por eso, la realidad es que hoy en día, salvo casos muy especiales, es que no tiene sentido realizar instalaciones de categoría 3.

Aunque serían perfectamente válidas para llevar servicios de voz analógica, RDSI, detectores de alarmas y otros similares, en cuanto a la transmisión de datos solo se podría utilizar Ethernet 10Base-T, una velocidad insuficiente para la inmensa mayoría de las aplicaciones actuales.

Seguir leyendo